Wikia

Unidad VI grupo A Wiki

Salud bucal

Discusión0
12páginas en el wiki
Dientes.jpg

La salud bucal hace referencia a todos los aspectos de la salud y al buen funcionamiento de nuestra boca, especialmente de los dientes y de las encías. Además de permitirnos comer, hablar y de tener buen aspecto, los dientes y las encías deben carecer de infecciones que puedan causar caries, inflamación de la encía, pérdida de los dientes y mal aliento.

La higiene bucal consiste principalmente en el uso de cepillo de dientes, ya que éste remueve en parte la acumulación de biofilm (anteriormente llamado la placa bacteriana).

El uso de enjuagues bucales o colutorios también es de gran valor higiénico por su protección química, en especial los enjuagues con contenido de fluoruro, que ayudan a remineralizar del esmalte y poseeN propiedades antimicrobianas importantes en el control de enfermedades periodontales y caries.

También se recomienda el uso de hilo con fluoruro, que actúa como anticaries.


Importancia Editar sección

La salud de nuestros dientes y boca está relacionada con la salud y el BIENESTAR GENERAL y cualquier anormalidad en nuestra boca o dientes, no debe pasar desapercibida ni se le debe tomar menor importancia. La capacidad de masticar y tragar la comida es esencial para obtener los nutrientes necesarios para mantener nuestro cuerpo sano. Aparte de las consecuencias nutricionales, una mala salud dental también puede afectar de manera negativa a la capacidad de comunicación y a la autoestima. Las enfermedades dentales provocan problemas económicos y sociales debido a que los tratamientos son costosos y que el dolor de dientes causa bajas en la escuela y el trabajo.

Los dientes Editar sección

Los dientes son órganos anatómicos duros, enclavados en los alvéolos de los huesos maxilares. Están formados por c

Partes del diente

alcio y fósforo, que les otorgan la dureza.

Los dientes realizan la primera etapa de la digestión y participan también en la comunicación oral. Básicamente, en el diente se pueden reconocer dos partes: la corona, parte visible recubierta por esmalte dental, y la raíz, no visible en una boca sana; aunque también existe una tercera parte llamada cuello, que es el lugar donde se inserta la encía.

Los dientes, ordenados desde el centro hacia las mandíbulas son: los incisivos (8 dientes) que cortan, los caninos (4 dientes) que desgarran, los premolares (8 dientes) que trituran y los molares(12 dientes) que muelen.

Los dientes son parte fundamental para mantener en buenas condiciones nuestro cuerpo. La falta parcial o total de los dientes repercutirá en el organismo en general; la dificultad para masticar predispone a mala nutrición, y ello facilita la desnutrición y la adquisición de enfermedades sistémicas. Además, los dientes enfermos por sí mism

Estructura de los dientes permanentes.

os constituyen focos de infección que ocasionan otros trastornos generales e inclusive, ocasionalmente, la muerte.

Así que es importante mantener los dientes sanos, ya que su destrucción o mala posición también provoca problemas en la articulación y pronunciación correcta de las palabras, y su ausencia parcial o total puede afectar la apariencia estética y repercutir en el comportamiento psicológico de la persona. El diente está formado por varios tejidos:

  • Esmalte: Es el tejido más duro del organismo, cubre a la corona en su porción más externa.
  • Dentina: Es el tejido más abundante del diente, se cubre por esmalte en la corona y por cemento en la raíz. Tiene una gran sensibilidad a cualquier estímulo. Normalmente no está expuesta al medio ambiente bucal.
  • Pulpa: Es la porción más interna del diente y se constituye de nervios, arterias y venas principalmente.
  • Cemento: Es la capa más externa de la raíz, da apoyo a las fibras del ligamento periodontal que une al diente con el hueso.}

Higiene Dental Editar sección

El Cepillado

Una buena higiene comienza por un correcto cepillado, que conviene realizar justo después de cada comida.

El cepillado más importante, y el que no debe faltar, es el de después de la cena o de la última ingesta antes de dormir.

El cepillado debe realizarse introduciendo los filamentos del cepillo en el espacio que se forma entre la encía y el diente. Para ello, debe inclinarse el cepillo orientándolo hacia la línea que limita diente y encía. El objetivo es limpiar la placa bacteriana que se acumula en ese espacio. El cepillado debe prolongarse durante el tiempo necesario para desorganizar la placa bacteriana. Un revelador de placa bacteriana nos ayuda a detectar las zonas de los dientes donde se acumula más placa.

Se debe también pasar el cepillo por cara interna de las mejillas y la lengua.

Las encías sanas no sangran con el cepillado. Si se observa un sangrado evidente con un cepillado normal, lo probable es que se esté ante un caso de gingivitis. La solución es sencilla: acudir a un odontólogo o estomatólogo para que se realice una buena limpieza del espacio gingivo-dentario, con ultrasonidos. Es recomendable que esta limpieza profesional se efectúe al menos 2 veces al año.


Técnica correcta de cepillado dentalEditar sección

El cepillo se tomará con firmeza para facilitar los movimientos de la muñeca.
Técnica de cepillado dental 04:31

Técnica de cepillado dental

  1. Los dientes de arriba se cepillarán por cada una de sus caras desde la encía (abarcando ésta) hacia abajo, efectuando el movimiento diez veces cada dos dientes.
  2. Los dientes de abajo se cepillarán hacia arriba por cada una de sus caras, efectuando el movimiento diez veces cada dos dientes.
  3. Los dientes anteriores (incisivos y caninos) en su parte interna (porción del paladar y porción que da a la lengua) se "barrerán" con el cepillo en posición vertical. En sus caras externas se cepillarán como se explicó en a y b.
  4. Las caras masticatorias de los molares y premolares se cepillarán con un movimiento repetido de atrás hacia delante, o en forma circular.
  5. Enjuagar bien la boca, de lo contrario los residuos que se has separado de los dientes volverán a depositarse sobre éstos.

Características del cepillo adecuadoEditar sección

  • De mango recto


  • De tamaño adecuado a la edad del individuo y tamaño de la boca (niños, jóvenes, adultos)


  • Las cerdas deben ser plásticas (no usar cepillos con cerdas naturales, ya que ésta conservan la humedad)


  • Las cerdas deben ser suaves, firmes y con puntas redondeadas.


  • Debe ser reemplazado cada dos o tres meses de uso, un cepillo "despeinado" sólo irritará las encías y no limpiará adecuadamente.

Pastillas o Soluciones ReveladorasEditar sección

Pastillas reveladoras

Sirven para mostrar fácilmente el grado de acumulación de placa en los dientes:Son unas soluciones o pastillas disponibles en el mercado (farmacias, auto servicios, etc.) que deben chuparse o masticarse pasándolas con la lengua por todas las superficies accesibles de los dientes, pigmentando la placa dentobacteriana en tonos cada vez más obscuros según crece la antigüedad de ésta; asimismo nos muestran las zonas donde el cepillado es deficiente. Las soluciones reveladoras pueden prepararse fácilmente en casa con polvos colorantes de origen vegetal, de los que se usan para repostería, disolviendo un poco de polvo, de preferencia de color rojo, en un vaso de agua

Hilo Dental.Editar sección

Con el hilo dental podremos remover residuos alimenticios y placa bacteriana acumulados entre los deintes y bajo el borde la encía, para dominar el uso del hilo dental se requiere de práctica y paciencia, ya que por lo general durante los primeros días de uso es común lastimarse la encía y producir sangrado, con la práctica lograremos emplearlo eficientemente.

EnfermedadesEditar sección

CariesEditar sección

La caries dental es una enfermedad infecciosa que se caracteriza principalmente por una serie de reacciones complejas, destruyendo inicialmente el esmalte dentario y posteriormente, al no detectarla a tiempo deteniéndola, continua destruyendo todos los tejidos del diente. La característica principal de esta enfermedad es la formación de cavidades en los dientes.

Empieza por la superficie del esmalte destruyéndolo, penetrando lentamente a la dentina, dañando posteriormente la pulpa dentaria, compuesta de nervio y vasos sanguíneos.

La principal causa de la caries dental se debe a la formación de la placa dentobacteriana, la cual se compone

Caries

de restos de alimentos, saliva y células muertas. Esta placa es la colección de colonias bacterianas que se adhieren firmemente a los dientes y encías.

El ácido generado como resultado del metabolismo de los carbohidratos por la placa dentobacteriana, produce un descenso del pH de la saliva en la superficie de los dientes, dando como resultado la disolución del componente orgánico y la desmineralización del componente inorgánico de los tejidos duros del diente. Normalmente el individuo tiene en la boca una variedad de microorganismos, los cuales forman ácidos después de haberse ingerido alimentos y al quedar depositados restos que no son removidos con el cepillado dental se forma automáticamente la placa dentobacteriana.

Por el alto nivel de azúcar, los alimentos que más favorecen la caries dental son los que contienen carbohidratos, en cambio se consideran mucho menos dañinos alimentos como frutas y verduras por contener azúcares naturales. Debido al alto contenido de azúcar refinada, los refrescos y los dulces tienen el mayor poder destructor. Al inicio de la caries dental no se percibe dolor o síntoma alguno, observándose en el esmalte una mancha blanquecina o café, siendo este momento lo mejor para su tratamiento restaurativo.

Con el avance de la enfermedad la zona

Incisivos cariados

cariosa en el esmalte presenta una cavidad, igualmente no hay dolor, pero se siente molestia al ingerir líquidos fríos o calientes en el diente afectado o al tomar un dulce o alimento ácido. La molestia cesa sin tener que recurrir a algún medicamento contra el dolor.

Cuando la caries ya afecta a la dentina, la destrucción del diente es mayor, aumentando la sintomatología de dolor. Al avanzar la caries a la pulpa dentaria la que ya ha sido afectada se presenta dolor espontáneamente teniendo que recurrir a ingerir analgésicos para abatir el dolor. Para este momento el dolor es constante y de mucha intensidad, el diente afectado no permite ser tocado con la lengua y menos con cualquier instrumento exploratorio, la pulpa ya se encuentra severamente afectada produciéndose en la mayoría de los casos un absceso infeccioso.

En la actualidad esta desechada la idea de extraer la pieza dentaria dañada, siempre y cuando la destrucción existente permita realizar un tratamiento endodóntico eliminando la pulpa dentaria afectada, restaurando posteriormente el diente, de lo contrario tendrá que extraerse el diente.

Erosión DentalEditar sección

Erosión Dental

Es la pérdida del tejido dental duro que se encuentra en la superficie de los dientes debido a procesos químicos, normalmente a un ataque ácido, sin involucrar la placa bacteriana. En nuestra dieta, hay alimentos y bebidas ricos en ácidos stente permita realizar un tratamiento endodóntico eliminando la pulpa dentaria afectada, restaurando posteriormente el diente, de lo contrario tendrá que extraerse el diente.

Enfermedades periodontales o de las encíasEditar sección

Son aquellas enfermedades infecciosas que inflaman y destruyen el periodonto, osea las los tejidos que conectan y soportan los dientes en los huesos maxilares (las estructuras de soporte de los dientes).

  • Gingivitis: Consiste en la inflamación y sangrado de las encías a raíz de una infección bacteriana.
  • Periodontitis: Ocurre al destruirse el tejido que une el hueso con los dientes. Los dientes comienzan a aflojarse debido a la inflamación de la encía. Se presentan úlceras que permiten la salida del material infectado hacia la membrana periodontal y al hueso alveolar, lo que trae como consecuencia una destrucción lenta y progresiva de este hueso.


Factores para el desarrollo de problemas bucalesEditar sección

Factores individuales.Editar sección

La forma de la mandíbula y de la cavidad bucal, la estructura de los dientes y la cantidad y calidad de la saliva son importantes para determinar por qué algunos dientes tienen una mayor predisposición que otros. Por ejemplo, algunos dientes pueden tener agujeros, pequeñas grietas o fisuras que permiten la infiltración de ácidos y bacterias más fácilmente. En algunos casos, la estructura de la mandíbula o de la dentición hace que la limpieza de los dientes o el uso de hilo dental sean más difíciles.

El tipo y la cantidad de las bacterias que generan caries presentes en la boca son también relevantes.

Higiene Bucal y uso del Flúor.Editar sección

Un aumento de la higiene bucal, incluyendo un cepillado diario y el uso del hilo dental para quitar la placa, así como el uso de pasta de dientes con flúor, combinado con revisiones dentales periódicas, contribuyen a una mejor salud bucal.

Factores de la Dieta.Editar sección

Los hábitos alimentarios juegan también un papel en el desarrollo de la caries:

  • Carbohidratos fermentables. Cualquier alimento que contiene carbohidratos fermentables (que estos sean azúcar o fécula) puede contribuir a la aparición de caries. Esto significa que, al igual que los dulces y golosinas, la pasta, el arroz, las patatas fritas, las frutas e incluso el pan pueden iniciar el proceso de desmineralización. Por ejemplo, un estudio en el que se observó la capacidad de producción de ácidos de varios alimentos con fécula incluyendo la pasta, el arroz y el pan, descubrió que estos alimentos producían la misma cantidad de ácido que una solución sacarosa al 10% (azúcar de mesa). Otro estudio descubrió que la formación de ácido en la placa tras comer pan de molde o patatas fritas era mayor y duraba más tiempo que después de tomar sacarosa.
Dulces1.jpg
  • Características de los alimentos. Las características físicas de un alimento, especialmente cuánto se pega a los dientes, también afectan al proceso de formación de caries. Los alimentos que se pegan a los dientes aumentan el riesgo de caries, en comparación con los alimentos que desaparecen de la boca rápidamente. Por ejemplo las patatas fritas y las galletas se pegan a los dientes durante más tiempo que otros alimentos, como los caramelos y las golosinas. Esto se puede deber a que los caramelos y las golosinas contienen azúcares solubles que desaparecen más rápidamente gracias a la saliva. Cuanto más tiempo se queden los alimentos que contienen carbohidratos alrededor de los dientes, más tiempo tienen las bacterias para producir ácido y mayor es la posibilidad de desmineralización.
Dulces 2.jpg
  • Frecuencia de consumo. Cada vez que se muerde un alimento o se toma una bebida que contiene carbohidratos, cualquier bacteria causante de caries que se haye presente en los dientes comienza a producir ácidos, iniciando la desmineralización. Este proceso continúa durante 20 o 30 minutos después de comer o beber, o más tiempo si hay restos de comida atrapados localmente o que permanecen en la boca. En los períodos entre las distintas ingestas (de comida y/o bebida) la saliva actúa para neutralizar los ácidos y ayudar en el proceso de remineralización. Si se come o se bebe frecuentemente, no le damos tiempo al esmalte de los dientes para remineralizarse completamente y las caries comienzan a producirse. Por eso comer o beber continuamente durante todo el día no es aconsejable. El mejor consejo es limitar el número de ingestas (consumo de comida y/o bebidas) con carbohidratos a no más de 6 veces al día y asegurarse de que los dientes se cepillen usando una pasta de dientes con flúor dos veces al día.

La caries del biberón o caries de la lactancia es una patología en la que los dientes de los niños se dañan debido a una exposición frecuente y prolongada a bebidas con azúcares, normalmente por medio del biberón. En particular, los problemas aumentan cuando se acuesta a los niños con biberones de leche de fórmula o zumo. El flujo de saliva se reduce mucho durante el sueño y los líquidos dulces permanecen alrededor de los dientes durante largos períodos de tiempo. Esto crea el entorno perfecto para que se desarrolle la caries dental.

  • Alimentos protectores. Algunos alimentos ayudan a protegerse contra las caries. Por ejemplo, los quesos curados aumentan el flujo de saliva. El queso también contiene calcio, fosfatos y caseína, una proteína láctea que protege contra la desmineralización. Acabar una comida con un trozo de queso ayuda a contrarrestar la acción de los ácidos producidos por los alimentos ricos en carbohidratos consumidos en la misma comida. La leche también contiene calcio, fosfato y caseína, y el azúcar de la leche, la lactosa, es menos cariogénico (causante de caries) que otros azúcares. Sin embargo se han encontrado caries en niños a los que se les da el pecho y que lo piden con frecuencia.

Productos “amigos” de los dientesEditar sección

Los productos buenos para los dientes se producen usando ingredientes para endulzar que no pueden ser fermentados por las bacterias de la boca. En esta categoría entran edulcorantes intensos como sacarina, ciclamato, acesulfamo-K y aspartamo, y los sustitutos del azúcar como isomalt, sorbitol y xylitol.
Los chicles sin azúcar usan estos endulzantes. El sabor dulce y la masticación estimulan el flujo de saliva, lo que contribuye a la prevención de caries. Estos chicles pueden contener minerales como calcio, fosfato y flúor, para mejorar el proceso de reparación. Algunos estudios han informado de que los chicles sin azúcar consumidos tras una comida aceleran la limpieza de los restos de alimentos y reducen la tasa de desarrollo de caries en los niños.
Los productos “amigos” de los dientes tienen que superar pruebas específicas para obtener la aprobación de “seguros para los dientes”.



Programa Nacional de Salud BucalEditar sección

Para evitar los problemas bucales ya mencionados, las instituciones realizan la Semana de Salud Bucal.

Las Semanas de Salud Bucal son eventos que se realizan dos veces al año, la primera en el mes de abril y la segunda durante el mes de noviembre.

Participan todas las instituciones públicas y privadas del Sector Salud así como las distintas asociaciones y colegios de odontólogos, todos coordinados por la Secretaría de Salud.

Para este año se tiene contemplado cubrir a 108 mil 939 alumnos inscritos en los sistemas educativos de preescolar, primaria y en esta semana nos extenderemos al nivel secundaria.


Acciones:
Durante esta semana se entregan:

  • Guías familiares.
  • Pastas dentales.
  • Cepillos dentales.
  • Actividades preventivas que incluyen pláticas, aplicaciones de fluor, profilácticos y selladores.
  • Actividades curativas como obturaciones de amalgama, resinas, urgencias odontológicas y extracciones.
  • Despliegue de las Unidades Móviles Dentales.
  • Entrega de cuadernillos, trípticos, posters y botones.

¿Cómo saber si se tiene una buena Salud Bucal, y qué medidas tener para preservarla?Editar sección

Con el color de las encías podemos saber si tenemos una buena Salud Bucal:

Encía Sana.- por lo general es de color rosa pálido en la gente de piel blanca , en las personas morenas presenta ligeras manchas y pigmentaciones. La consistencia es firme y no sangra al cepillado normal.

Encía Enferma.- se ve de un color rojo intenso o violáceo con una consisten

ENCÍA SANA

cia blanda e inflamada, sangra al cepillado normal. Tiene mal aliento, hay grandes cantidades de sarro y los dientes parecen agrandarse o alargarse debido al desplazamiento que ha sufrido la encía y el hueso por la irritación. El sangrado es más profuso y fácil de provocar y puede haber movilidad, dolor y formación de abcesos periodontales, terminando con la perdida de los dientes, por falta de soporte óseo.

ENCÍA ENFERMA


Una buena higiene bucal y el uso de flúor se consideran ahora los principales factores responsables de la prevención de caries y el fomento de una buena salud bucal. Los siguientes consejos son también importantes para mantener los dientes sin caries.

  • Iniciar pronto el cuidado de los dientes, cepillar los dientes de los niños con una pasta de dientes con flúor en cuanto aparezcan. No permitir que los niños se duerman mientras beben de un biberón de leche, leche de fórmula, zumo o bebidas azucaradas. Estos líquidos dulces se mantienen alrededor de los dientes del bebé durante largos períodos de tiempo y pueden producir la “caries del biberón”.
  • Cepillarse los dientes dos veces al día con pasta de dientes fluorada. Y si fuera posible, limpiar entre los dientes con hilo dental o mondadientes una vez al día. No comer después de limpiarse los dientes al acostarse, pues el flujo de saliva disminuye mientras dormimos.
  • Visitar al dentista cada 6 meses para hacer una revisión. Y pedir consejo al dentista antes de usar productos estéticos (p. ej. blanqueadores de dientes) que puedan deteriorar los dientes.
  • No comer ni beber continuamente. Dejar pasar tiempo entre comidas para que la saliva neutralice los ácidos y repare los dientes.
  • La gente con alto riesgo de desgaste dental y erosión debería tomar precauciones especiales, como:
    • Disminuir la frecuencia y el contacto con comidas y bebidas acídicas.
    • Evitar cepillarse los dientes inmediatamente después de consumir alimentos acídicos, bebidas, cítricos y zumos. Esto da tiempo para que se produzca la remineralización.

      Los elixires bucales fluorados y los chicles sin azúcar pueden ser útiles después de tomar comidas y bebidas acídicas ya que fomentan la remineralización.
  • Los chicles sin azúcar son “amigos” de los dientes ya que ayudan a aumentar el flujo de saliva y limpian la boca de restos de comida.

Una buena salud dental es responsabilidad de los individuos, las comunidades y los gobiernos, aunque su importancia relativa varía. Por ejemplo, en algunos países europeos la fluorización del agua aún no se acepta en el ámbito público y por eso la responsabilidad de la prevención de caries depende de los individuos.

Los dentistas juegan un importante papel en el control de la salud dental y el tratamiento o prevención de enfermedades. Acceder a un buen cuidado dental, incluyendo revisiones periódicas, es vital. Para algunas personas, especialmente las de grupos socioeconómicos más deprimidos, el acceso a los dentistas puede estar limitado. Estos grupos son objetivos importantes de los programas de educación de salud dental. Las escuelas tienen un importante papel también en la educación de los niños sobre la importancia de una buena higiene bucal y de la dieta.

La Salud Bucal, un Factor CulturalEditar sección

De acuerdo con un estudio epidemiológico realizado por el IMSS se demostró que:

  • La caries dental se encuentra dentro de las primeras causas de demanda de consulta en unidades de medicina familiar.
  • De cada 100 niños menores de 15 años, que acuden a consulta, 41 requieren atención estomatológica.
  • Al cumplir 12 años tienen un promedio de 7 piezas afectadas por caries.
  • Existe elevada morbilidad por caries en niños menores de 15 años por ser el grupo más vulnerable de padecerla.
  • En el rango de lo 25 a 45 se encuentran afectadas entre 8 y 11 piezas dentales.
  • El adulto mayor presenta una pérdida de dos terceras partes de piezas dentales.
  • La caries favorece la aparición de algunas enfermedades como la fiebre reumática, endocarditis bacteriana, entre otras.

ReferenciasEditar sección

  1. Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)
  2. Instituto de Salud del Estado de Aguascalientes (ISEA)
  3. The European Food Information Council
  4. Odonto-red
  5. Red de Salud de Cuba


Enlaces externosEditar sección

  1. Sistema para la Vigilancia Epidemiológica de las Patologías Bucales (SIVEPAB)
  2. Comercial de radio Semana Nacional de Salud Bucal
  3. Tríptico Salud Bucal
  4. Tríptico Salud Bucal en niñas y niños
  5. Programa de Salud Bucal (ISEA)
  6. "La Salud Bucal, un factor cultural" (PrevenIMSS)

Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wiki aleatorio